Cocinar a bordo: qué alimentos llevar en el barco

Normalmente en los barcos de recreo, los espacios son limitados y limitados y los aparatos para cocinar son justos. De modo que con una cocina sencilla y a utensilios bastante básicos, preparar la comida resulta no sólo rápido y sencillo.

Una buena colocación (estibar) y orden de todos los productos será crucial para encontrar en cada momento lo que necesitemos. Una vez empecemos la preparación de una comida, recomendamos tener los ingredientes a mano, seguramente los tendremos estibados (colocado) en armarios y neveras probablemente de acceso restringido.

Conoce algunos consejos que en TSCH tenemos para ti:

 

– El tema de las bebidas es importante, porqué hace calor y se bebes más agua.Se calcula unas 2 o tres botellas por persona/día. Así que el cargamento de agua embotellada, ocupará un espacio importante.

– Las botellas de cristal, pues el riesgo de que se rompan es elevado, por el movimiento constante del barco. Y el ir descalzo es habitual en un barco.

-Los refrescos mejor en latas, así evitamos riesgos de rotura y para almacenar en los armarios es mucho mejor.

– Las comidas mejor prepararlas con tiempo, pues nos puede ocurrir que, en donde vayamos haya mar de fondo o simplemente el paso de otros barcos, nos haga incómodo con tanto movimiento preparar la comida.

-Son ideales comidas ligeras y digestivas, tales como ensaladas, gazpachos, pasta, verduras, ensaladilla, macedonias etc.

– Bocadillos y sándwiches con un surtido variado son una alternativa saludable y deliciosa. Con ingredientes como jamón, salmón, queso, lechuga, tomate, beicon, salmón, gambas, huevos duros se puede preparar infinidad de combinaciones para realizar unas travesías (trayectos) bien alimentados.

– Lo que más apetece cuando se sale a navegar, es bebida fresquita y comida muy digestiva, el constante contacto con el agua y los baños continuos hace que nos apetezcan comidas como arroz, ensaladillas, pasta de todo tipo, gazpachos, ensaladas con ingredientes variados etcétera.  La pasta es de las comidas con más ventajas, llena, es fácil de preparar, tiene infinidad de combinaciones y alimenta.

– Para aperitivos, algunas opciones serían una bolsa de patatas, embutidos, frutos secos, queso, olivas etcétera.

– En travesías complicadas y que nos imposibiliten cocinar, normalmente se echa de comidas preparadas o de sobre.

– Para los primeros días va bien llevarse comida preparada de casa, como pueden ser pollo y carnes guisadas.

– Productos como fruta fresca, frutos secos, galletas son ideales para cualquier momento de la travesía y si nos vemos apurados ante la imposibilidad de preparar la comida.

– La conservación en tuppers, es la mejor opción, para guardar comidas hechas, embutidos etc. Si tenemos algún contratiempo con solo abrir el tupper tenemos solucionado el alimento.

– Es importante no saltarse las comidas, las travesías pueden ser largas y el pensar en que «ahora ya llegamos» a veces puede ser un error. La calor, la falta de alimento y bebida a veces puede jugarnos una mala pasada, sobre todo tener cuidado con niños pequeños.

– Pero no tenemos que olvidarnos de la posibilidad de pescar, si uno es hábil en la pesca, puede disfrutar de las maravillas que nos ofrece la naturaleza.

 

Y como alimento es un lujo poder degustar un pez recién pescado o mejillones recién cogidos. El navegar, siempre abre el apetito más de lo normal, el sol, los baños de mar, el bucear hace que cuando lleguemos a puerto nos apetezca una buena y sabrosa comida. El olor de las comidas de los restaurantes hace que a veces escojamos esta opción y nos deleitemos con una comida típica de la zona.

 

Cómo ordenar la compra

La humedad en un barco es más alta de lo normal, por lo que llevar latas es muy usual. Las latas aguantan los golpes y no se abren con facilidad. Atún, verduras, marisco, espárragos, piña, son productos muy comunes en un barco.

El único inconveniente que hay la posibilidad de que se despeguen las etiquetas a causa de la humedad..

Los alimentos se organizan muy bien en tuppers, y se protegen de la humedad.

Consumibles como la leche y el aceite, tenerlos en botellas con tapón de rosca. El derrame de los mismos puede ocasionar un desastre. Una alternativa a la leche es utilizar leche condensada, es práctica y aguanta mucho más.

Productos como arroz, pasta, azúcar sal etcétera, guardarlos en bolsas de plástico herméticas.

Comprar pan de mejor conservación, como integral o pan de molde.

Los alimentos frescos, en redes y en la parte alta de la nevera.

La frutas intentar que sean duraderas, sandias, melones, cocos, peras, manzanas son ideales y nutritivas. Resisten los golpes y no son tan frágiles como los higos, melocotones, fresas etc.

Los embutidos, guardarlos separados en tuppers y el caso que sean de una pieza como salchichón o chorizo, intentar tenerlos en sitios más secos.

La pastelería, como madalenas, bizcochos etcétera necesitan estar en bolsas y en sitios secos.

Copyright © 2019 por Top Sailing Charter | Todos los derechos reservados | TOPSAILINGCHARTER MIEMBRO Y SOCIO ACAV – TOPSAILINGCHARTER pertenece a la Asociación Catalana de Agencias de Viajes – ACAV lo que nos acredita como agencia de viajes que cumple con toda la normativa vigente y garantía de sello de calidad

WhatsApp chat